Han pasado muchos años para ir de viaje fotográfico al Sahara y estamos seguro de que repetiremos. Es unos de los lugares del planeta donde te hacer diminuto y te das cuenta de la inmensidad de nuestro planeta. Pasear por las dunas es como cabalgar entre las olas del mar. Esa inmensidad de arena que no te deja indiferente. La luz de primera hora  sobre las dunas es digna de no perderse una vez en la vida y descubrir la dureza de vida que tienen los pocos nómadas que quedan cerca de la frontera con Argelia nos coloca en nuestro sitio. La vuelta a la realidad ya no es igual y la amabilidad de sus gente es digna de destacar.
Si queréis ver el planing que tuvimos, podeis entrar AQUÍ.

VIDEO:

RUTA DURANTE EL VIAJE FOTOGRÁFICO:

LO QUE FUÉ EL VIAJE FOTOGRÁFICO:

La fuente de la foto solicitada no puede ser cargada en este momento. Photoset not found