Alguien por las redes sociales y al ver una fotografía donde salíamos los que estábamos haciendo fotos debajo de lluvia en la quedada escribió un comentario que decía algo así como “vaya moral que tenéis” y la verdad es que no es cuestión de moral sino de pasión por lo que nos gusta; fotografiar.

La noche fue poco apacible y la lluvia nos acompaño durante la primera hora de la kdda pero los reflejos que se crearon en los suelos de la ciudad no se hubieran conseguido en otras circunstancias. Conocimos a través de nuestras cámaras el ambiente navideño de éste año por la capital y a pesar de la condiciones climáticas y el frío nos sentimos muy orgullosos de los resultados, y es que cualquier excusa es buena para sacar la cámara de fotos y volver en encontrarnos de nuevo.

Nos veremos en las siguientes kddas. 😉

Ver todas las fotos AQUI.