Conocemos a Lídia Vives

Conocemos a la fotógrafa española Lídia Vives

Compartimos esta entrevista de ‘EntreCámaras‘ que hizo Ges Rules con la fotógrafa española Lídia Vives.

Lídia Vives, nacido en 1991 en Lleida, estudió Bellas Artes en Barcelona. No se define a sí misma como fotógrafa, sino como una artista que utiliza la fotografía como medio de expresión. Actualmente realiza fotografía artística, de moda y para grupos de música. Su intención a la hora de tomar una
imagen es crear un efecto inquietante, captar ese instante preciso de una acción para que el espectador pueda interpretar su propia historia.

Tu primera serie fotográfica, “Wonderland”, también fue tu primera exposición. ¿Qué querías mostrar?

La idea de “Wonderland” me la dio mi madre. Al principio, prácticamente todas mis fotografías se basaban en sueños (especialmente pesadillas), temores y obsesiones. Cuando se lo expliqué a mi madre, me dijo que yo le parecía una especie de “Alicia en el País de las Maravillas”. Por aquel entonces tenía que preparar una exposición y aún no tenía temática. “Wonderland” me pareció una buena idea. De ahí surgió el concepto de narrar historias. Yo quería hacer mi propia interpretación del libro (de hecho, en la serie apenas hay alusiones al cuento), quería captar instantes y presentar personajes para que el espectador se adentrara en esas imágenes y así conseguir una especie de exposición interactiva.

El logotipo que te identifica es una abeja. Aparece en alguna obra y también te la has tatuado. ¿Su significado es secreto?

¡Esa es la gran pregunta! (risas). Su significado es completamente secreto, aunque puede que algún día lo cuente… solo te diré que la empecé a utilizar como firma porque la foto más representativa de “Wonderland”, que para mí es cuando comienza todo, es de un autorretrato con una abeja en la boca inspirada en una famosa obra de Irving Penn. 

Sueles inspirarte en cuadros de artistas como Conrad Roset, El Greco, Henri Rousseau, Andrew Wyeth. También existen influencias de Richard Avedon. ¿Mencionarías a alguien más?

Mencionaría a mi padre (quien también es artista), a John Everett Millais, Fragonard, Edward Hopper… En cuanto a otros fotógrafos, Annie Leibovitz, Gottfried Helnwein, Miles Aldridge, Steven Klein, Henri-Cartier Bresson, Guy Bourdin… Mis influencias son muy sutiles, pero ahí están.

 

Utilizas una Pentax K3 por los colores y la nitidez. ¿Cuál es tu objetivo favorito?

El Pentax 70 mm f/2.4.

Has pasado de la luz natural a utilizar dos focos o flash. La primera vez fue con “Flowers”. ¿Han cambiado tus preferencias?

¡Totalmente! Me está gustando muchísimo más trabajar con flash. Puedo controlar la luz, trabajar a la hora que sea y además me da mayor sensación de nitidez.

Principalmente haces autorretratos. También has trabajado con modelos y con actores. ¿Qué remarcarías de cada experiencia?

Los autorretratos suelen ser mis fotos más valoradas. Las que más gustan y las que mejor se venden. No creo que guarde relación con que sea yo la que sale en ellas, sino porque se nota que modelo y fotógrafo se han entendido. Como me siento completamente cómoda, me arriesgo mucho más. El “problema” de trabajar con un modelo es que por más que tú le expliques tu idea, nunca la va a comprender como tú lo haces y siempre va a aportar algo propio… la fotografía ya no es completamente tuya. Por eso mis autorretratos suelen ser mejores que las fotos que hago a otras personas. Las modelos me gustan para las fotografías de moda. Son fotogénicas y saben cómo posar, así que prácticamente te hacen el trabajo ellas. Es muy cómodo y da buenos resultados. En cuanto a los actores… me gustan más para fotografía artística. Cuando le pido a una modelo que salga enfadada en la foto, ella siempre procurará salir guapa y no será convincente. Un actor prefiere ser convincente a salir guapo. Eso es lo que me gusta de ellos y quizá, por el tipo de fotografía que hago, los modelos me encajan mejor. Es genial porque yo les cuento la historia de mi foto (esa que nunca explico a nadie) y ellos deben improvisar acorde a ella. Es un trabajo que dominan y es divertidísimo.

 

Las localizaciones son muy importantes en tus imágenes. ¿Te resulta complicado encontrarlas?

Esa es precisamente la cosa que más me preocupa a la hora de hacer una foto. Estoy dejando los retratos planos de lado, ahora me interesa darle importancia al paisaje y soy muy exigente con las localizaciones. A veces las encuentro de casualidad, otras voy con mi padre en coche y dedicamos el día exclusivamente a eso, a encontrar localizaciones. Otras veces me las ofrecen amigos o gente a la que le gustan mis fotos: “oye, tengo acceso a este sitio… ¿te gustaría hacer una sesión?”. Es complicado, pero he tenido la suerte de poder entrar en sitios donde muchos no pueden.

En tu serie “The Movie”, muestras imágenes en formato cinematográfico. Incluso añades subtítulos. ¿De dónde te viene cada idea tan elaborada?

Las historias aparecen solas. Yo siempre digo que la inspiración está en todas partes. Me la da la localización, el modelo, la ropa… lo que sea. En cuanto a los subtítulos, al igual que el título, son letras de canciones. Tengo una lista de canciones que me inspiran y trabajo con ellas mientras edito. Entonces, elijo una con una frase que encaje con la historia y la pongo. Me gusta la idea de que el público intente descubrir a qué canción pertenece.

Si hablamos de LUHU Editorial, hablamos de…

¡Una de las cosas más bonitas que me han pasado nunca! Vamos a sacar un libro con mis fotos acompañadas de mis relatos. Por primera vez voy a contar las historias que se esconden detrás y, lo más importante, por primera vez vais a leer lo que escribo (risas). Se me hace muy raro porque de pequeña quise ser escritora y nunca imaginé que tendría una oportunidad así. Además, en el libro habrá imágenes inéditas y creo que eso lo hace especial.

¿Y la galería Fifty Dots?

Fifty Dots es un proyecto nuevo y muy bien planteado. Es una galería dedicada a los fotógrafos y me gustan las ganas que tienen de movernos y hacer cosas. Ya están hablando de ir a ferias y no puedo esperar más. Lo tienen montado de tal forma que nos beneficia muchísimo a los artistas y tienen muy en cuenta nuestra opinión y comodidad. ¡Estoy muy feliz de estar con ellos!

¿Cómo compaginas todo esto con los workshops que impartes?

No lo compagino… vivo en un estrés constante… pero feliz de poder hacer lo que me gusta. Y eso ya es mucho.

¿Algún proyecto a la vista que puedas compartir con nosotros?

Por ahora no, nunca cuento mis proyectos hasta que no están completamente cerrados… me da miedo que se gafen (risas).

Más info sobre la fotógrafa encuentras aquí: www.lidiavives.com
Si quieres leer más artículos fotográficos de la revista ‘EntreCámaras, puedes encontrarlos aquí: EntreCámaras Magazine

Durante nuestros cursos avanzados de fotografía que impartimos en Madrid, podrás aprender todo sobre la composición y el uso de los colores en la fotografía para que puedas hacer fotos como las de Lídia Vives.

Comentarios

Comentarios

Por | 2018-04-25T10:50:21+00:00 25 abril, 2018|Todas las noticias|Sin comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

ESTÁS INVITAD@ A NUESTRA
KDDA FOTOGRÁFICA

Sábado 26 de mayo de 10:31 a 14:01
En el parque de Juan Carlos I (Madrid) Estatua de las manos
Llévate tu cámara de fotos porque será una mañana donde haremos una Gynkana fotográfica. Irás pasando por diferentes puntos que te indicaremos dentro del parque y tendrás que fotografiar el tema que te vayamos proponiendo. Será super divertido!

Nos volveremos a juntar un montón de gente con nuestras cámara de fotos.
Puedes ser antiguo alumno y traerte a quien quieras. Estaís todos invitados
ME APUNTO
Es una buena excusa para poder desempolvar nuestras cámaras de fotos.
La kdda es totalmente gratuita.
close-link